• Kitsune

'Star Wars: Vader Immortal' podría haber sido muy diferente (y peor)

En el "Making Of" de Star Wars: Vader Immortal, se entrevista a Ben Snow, director de la serie, y a la productora Alyssa Finley, quienes explican cómo nació Vader Immortal, cómo se combinaron elementos de películas y juegos y cómo se creó la relación de los jugadores de realidad virtual con el droide ZOE3.


Vader Immortal, una de las experiencias de Star Wars más exitosas en realidad virtual fue originalmente ideada para que el jugador no encarnara ningún personaje, como bien indica el director de la serie, Ben Snow. Inicialmente, se iba a tratar de una pieza en la que esencialmente observas lo que sucede como si fueras "una mosca en la pared", es decir, de forma más bien pasiva.



En 2016, ILMxLAB mostró la experiencia que más adelante se convertiría en Vader Immortal y no volvimos a saber de ella hasta 2018. Pusieron en espera a Vader Immortal para desarrollar la experiencia interactiva en VR "The Void: Secrets of the Empire", y esto fue precisamente lo que determinó el futuro de Vader Immortal:


"Pusimos a Vader Immortal, o lo que se convirtió en Vader Immortal en espera y luego nos centramos en esta experiencia interactiva. Y fue genial porque nos dio la oportunidad de dar un paso atrás y decir, ¿sabes qué? la gente va a disfrutar esto más si no son una mosca en la pared. Están en realidad virtual, es realmente decepcionante estar en realidad virtual y ver a otras dos personas tener una conversación a tu alrededor. Queremos que seas parte de eso".

Y menos mal, porque, aunque nos encantaría conocer la versión inicial de Vader Immortal, nos alegra que finalmente se haya convertido en un juego y no en una experiencia sin apenas interacción.


Podéis ver el "Making of" en el siguiente vídeo:


Logo Maintream VR ver 3.png

ÚNETE AL DISCORD OFICIAL

Stiller Wolf / Mainstream VR

¿Deseas colaborar con nosotros?

Nuestra Web está 100% libre de publicidad,

por lo tanto necesitamos tu apoyo para continuar ofreciendo un servicio de calidad. ¡Gracias por tu ayuda!