Vídeo-Análisis de Apex Construct

Actualizado: feb 10




Apex Construct lleva un tiempo en el mercado y es uno de los exclusivos de realidad virtual que más han gustado.

Su desarolladora, Fast Travel Games, no ha dejado de mejorar el juego con constantes actualizaciones. Este mismo mes recibíamos los ansiados subtítulos en varios idiomas, entre los que figura el español.

Nos ha parecido un buen momento para ofreceros nuestra review sobre este juego de acción con arco, donde la historia y el distópico mundo juegan un papel fundamental en su desarrollo.


HISTORIA



El juego cuenta con una trama no especialmente original, pero sí muy interesante. Desde el comienzo, encarnamos a un ser humano que ha sido traído del “vacío” a la Tierra, por lo que actualmente somos el único Homo Sapiens en el mundo.

Nuestro invocador es P4DRE, una inteligencia artificial que nos genera más incógnitas que respuestas, pero que desea que los humanos vuelvan a su lugar natal.

Nuestra misión es, bajo sus órdenes, derrotar a M4DRE, otra IA que controla los seres robóticos que ahora pueblan el mundo e impide que los humanos regresen.

Nada más empezar podemos observar cómo nuestro brazo izquierdo ha sido sustituido por una prótesis robótica y el planeta Tierra que solíamos recordar ha cambiado por completo.

A lo largo de nuestra aventura descubriremos que nada es lo que parece en este distópico mundo.

¿Suena interesante verdad?


JUGABILIDAD



Las mecánicas del juego son muy sencillas e intuitivas.

El gunplay está basado íntegramente en nuestro arco. Esta será el arma que portaremos durante toda la aventura y que podremos ir mejorando con el paso de la misma.

No solo nos servirá como lanza-proyectiles, sino que podremos protegernos con ella gracias al escudo que activaremos con un botón.

Nuestro movimiento no se verá limitado por una sola opción de desplazamiento, sino que podremos tanto teletransportarnos en medio del fragor de la batalla como recorrer los escenarios libremente.

Referente a este último punto, el juego se siente como si el “movimiento libre” fuese un añadido al teletransporte y no una opción principal de desplazamiento, ya que nos quedaremos trabados constantemente por los diferentes escenarios, ya sean con pequeños desniveles del terreno o al rozarnos con una pared, obligándonos a usar el teletransporte para continuar moviéndonos en la mayoría de los casos o alcanzar niveles superiores, ya que no contamos con la opción de saltar.

El guardado se realizará cada vez que terminemos una misión y volvamos a nuestro refugio. Esta será nuestra base de operaciones, donde podremos aplicar algunas mejoras a nuestro arco, seleccionar y viajar a las misiones que nos den, comprar consumibles para curarnos o bombas para ser más mortíferos, coleccionar los trofeos secretos que vayamos encontrando o, si lo preferimos, echarnos la siesta e ir al excusado.

Apex Construct es un juego de aventuras, pero podríamos decir que es un juego de hordas dentro de una aventura. Básicamente, la mecánica que se repite en las misiones es: “consigue X objeto mientras limpias el mapa de arañas robóticas”. Salvo alguna misión de infiltración que hemos disfrutamos mucho.

Por suerte, nuestras pericias con el arco son muy divertidas y estamos siempre deseando que aparezcan los escurridizos enemigos para clavarles una flecha en sus circuitos.

Hubiéramos agradecido una mayor diversidad de enemigos, ya que consiguen ser un estupendo y entretenido desafío con el “pero” de que acabamos conociendo sus movimientos como el abecedario.

La exploración del mapa en vital si queremos descubrir más sobre la trama y avanzar en las misiones, pues normalmente tendremos que buscar los códigos que nos abrirán secciones clave para poder continuar. Asimismo, cada ordenador que encontremos contendrá información sobre lo que le ha ocurrido al mundo y la verdadera historia detrás de P4DRE y M4DRE.


GRÁFICOS



Este es uno de los apartados que más nos han gustado, pese a sus fallos.

El juego nos presenta un mundo digno de las mejores novelas de ciencia ficción. Nos invita a contemplarlo, embobarnos, a dejar nuestra imaginación correr intentando averiguar qué diantres causó todo esto.

Dan ganas de explorar cada rincón de los escenarios y detenernos, cosa que, especialmente en la realidad virtual, es muy satisfactoria.

Por desgracia, el encanto se ve lastrado por la falta de fluidez en el movimiento, escenarios a veces no muy bien construidos y texturas muy bajas en las versiones de PC para la mayoría de objetos.

Las físicas muchas veces son “agobiantes” debido a que muchos objetos responden de formas inesperadas y las animaciones de los robots fallan en ocasiones.

Apex Construct nos presenta un mundo que desearíamos que fuese mucho mayor, más ambicioso, más grande, mejor construido. Si sabes perdonar su torpeza, probablemente quede grabado en tu memoria.


SONIDO


Aunque la banda sonora que acompaña cada escenario está muy bien resuelta, el juego no cuenta con un apartado de sonido demasiado pulido.

Cascadas que no suenan, efectos que se pierden o una música que a veces solo salta cuando hay enemigos.

Las voces del juego sí nos han convencido, en especial la de P4DRE, que a menudo muestra más sentimientos de lo que cabría esperar y nos inquieta con cada una de sus frases.


INMERSIÓN


Apex Construct fue una de las primeras aventuras completas para VR y su apuesta sigue siendo muy interesante en pleno 2020. Sin grandes pretensiones, como buen juego de realidad virtual, nos hace creernos el papel que encarnamos como posible salvador de la humanidad, que con su arco vence a cualquier enemigo que se le interpone.

Sin embargo, el juego nos saca muchas veces de la aventura debido a sus diversos bugs, su falta fluidez en el movimiento libre y su imposición de teletransportarnos mágicamente para subir unas escaleras o salir de un ascensor. A su vez, el título nos invita a explora, pero más allá de la trama, la exploración no es muy agradecida y las físicas fallan muchas veces a la hora de coger objetos.

La repetición de los enemigos, la la falta de jefes finales verdaderamente desafiantes y el final del propio juego nos deja a media tinta en este apartado.



CONCLUSIÓN


Gracias a su mundo y a las buenas mecánicas con el arco, Apex Construct es un juego muy disfrutable.

La trama nos tiene enganchados hasta el final. Final que, por desgracia, es realmente anti-climático. Aun así, el transcurso de la historia es lo suficientemente satisfactorio como para que su compra merezca la pena.

Además, una vez finalizado podemos optar por la “Copa Gygnia”, una zona con desafíos de puntería donde intentaremos conseguir la mejor puntuación.

En resumen: Apex Construct es un juego que pide a gritos estar más pulido para brillar como se merece o directamente una continuación más ambiosa . Porque sin duda, queremos más de esto. Y, al fin y al cabo, eso es lo que hace bueno a un juego.





Logo Maintream VR ver 3.png

ÚNETE AL DISCORD OFICIAL

Stiller Wolf / Mainstream VR

¿Deseas colaborar con nosotros?

Nuestra Web está 100% libre de publicidad,

por lo tanto necesitamos tu apoyo para continuar ofreciendo un servicio de calidad. ¡Gracias por tu ayuda!